Alienum phaedrum torquatos nec eu, vis detraxit periculis ex, nihil expetendis in mei. Mei an pericula euripidis, hinc partem.

Y NOTICIAS ACTUALIDAD

«Más que un desayuno, compartimos nuestras vidas»

Compartir con otras personas procedentes de países extranjeros su experiencia vital. Ese es uno de los aspectos que más valoran las personas participantes en proyectos centrados en la integración de personas inmigrantes en España. Por ese motivo, en nuestras iniciativas que buscan la integración en el país de acogida se contemplan acciones de intercambio de experiencias. Momentos en los que no importa el país de procedencia ni existen barreras culturales, simplemente se establecen círculos de amistad que van más allá.

Hace unos días, los/as alumnos de clases de español del proyecto Sin Fronteras disfrutaron de una jornada muy interesante por el centro de Madrid. En este paseo se detuvieron en el Museo del Prado, el cual tuvieron oportunidad de visitar con el fin de acercarse a los pintores más destacados de la cultura española.

Uno de los aspectos más representativos culturalmente es la gastronomía. Y compartir platos típicos de cada país nos acerca a la cultura de nuestros vecinos. Esta mañana se celebró en la sede de Fundación Senara de Usera (Madrid) una actividad sociocultural en la cual los/as asistentes/as pudieron degustar platos y dulces típicos de China, Marruecos, Bangladesh, India o Rusia. Una jornada en la que la comida ha nsido el nexo de unión sobre el cual se han establecido conversaciones muy interesantes y que han abordado cómo se cumplen los derechos humanos en cada uno de los países de origen de los/as participantes. Cada uno ha contado su experiencia vital y cómo ha vivido su proceso de integración en España.

A esta jornada gastronómica se han unido usuarios del proyecto FORMIN. Una de las participantes destacaba que «más que un desayuno, compartimos nuestras vidas». Otros destacaban que estos encuentros les ayudan a crear vínculos y a hacer amistades de otros países con una cultura muy diferente en sus costumbres. También gracias a estas actividades se crean redes de apoyo pues los problemas en la integracióin suelen ser compartidos.

 

La experiencia en Sin Fronteras y Formin constata que, independientemente de la cultura, la amistad siempre traspasa fronteras.